SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Querellantes civiles del quebrado banco Peravia criticaron este lunes la decisión del Primer Tribunal Colegiado que varió las medidas de coerción a dos de los principales imputados en el caso, por considerar que no garantiza la aplicación de la justicia.

Mientras la fiscal del distrito nacional reiteró que apelará la decisión.

Este lunes estaba previsto que se diera inicio al juicio del fondo del caso, pero el mismo fue aplazado para el próximo 2 de agosto a los fines de que se notifiquen a los testigos, que hasta ahora suman 205.