REPÚBLICA DOMINICANA.- Al menos cuatro personas murieron y nueve resultaron heridas durante un supuesto intento de fuga de la cárcel de Najayo, así lo informó la Procuraduría General de la República.

El intento de fuga se produjo con el secuestro del director del Centro Correccional de Rehabilitación Najayo quien salió ileso del incidente y se enfrentó con uno de los atacantes.

El hecho ocurrió alrededor de la 1:30 de la tarde cuando según el procurador una cantidad indeterminada de personas a bordo de una jeepeta Hyundai color gris, dispararon hacia el penal con armas M16.

http://youtu.be/txFSrBU3Jac

http://youtu.be/3TlcXeogt_4

Las víctimas fueron identificadas como Jorge Luis Polanco Díaz, condenado a 30 años por homicidio en el año 2006; Andy Maríñez Alcántara, quien se presume era el cabecilla, Jesús Narcizo, alias Ataualpa, condenado a 30 años por homicidio en el 2008 y Alvaro Luis Capellán, quien guardaba prisión preventiva por homicidio.

Mientras que los privados de libertad que resultaron heridos fueron identificados como Iván Fernández Félix Ramírez, Henry Antonio Polanco, Tomás Cristóbal De la Cruz, Brian Medina, Jonathan Franco, Gerónimo Blanco, Carlos Almonte, Francis Burgos y Jeremy Gutiérrez, quienes están siendo atendidos en diferentes centros médicos del país y se encuentran estables.

De su lado, la Procuraduría informó que no se produjo evasión de ningún privado de libertad durante el incidente. Mientras que hay varias personas bajo investigación entre ellos testigos del hecho.

En cuanto a los agentes VTP que sufrieron heridas se encuentran los sub directores de seguridad Alexander Ezequiel Ramírez y Estalin Amarante Polanco, este último en estado delicado. Igualmente Ruddy Lorenzo, encargado de zona y Milciades Casanova, supervisor de tratamiento, también en estado delicado.

Los afectados fueron trasladados al hospital  Juan Pablo Pina de San Cristóbal y, según se informó un grupo indeterminado está siendo intervenido quirúrgicamente en estos momentos.

El centro médico ha sido militarizado con guardias de armas largas para tratar de contener a las personas que se han aproximado a conocer el estado de salud de sus parientes.

Familiares de reclusos denunciaron que eso es producto del maltrato que reciben los detenidos.