Por: Héctor Abreu Casado.

AZUA, República Dominicana.- Con escenas de de dolor, familiares y amigos le dieron el último adiós la tarde de este jueves a un estudiante de derecho que murió de un disparo supuestamente por un conflicto de tierra, en un hecho ocurrido en el municipio de Las Yayas en esta provincia.

Tras el último adiós, familiares de Miguel Ramírez, narraron la forma como le quitaron la vida a su pariente y exigen justicia.

Ramírez dejó cuatro hijos en la orfandad y los residentes en este municipio dijeron estar consternados por esta tragedia.

La policía informó que hay dos personas detenidas con relación a este hecho y persigue a un tercero que puede ser el autor del caso.