Los restos de Leslie Rosado fueron sepultados en el cementerio Jardín Memorial con un llamado a la justicia y a detener la violencia policial.

SANTO DOMINGO.- La impotencia frente los hechos de violencia y el clamor de Justicia matizaron este martes el sepelio de la arquitecta Leslie Rosado, cuyo deceso a manos de un agente policial conmocionó al país y reactivó el clamor para reforma a la institución armada.

El presidente de la República, quien acudió al funeral, calificó como “salvajismo”.

Con el repicar de las campanas, se inició el cortejo para llevar a Leslie Rosado a su última morada.

El dolor de sus familiares al culminar el velatorio en la funeraria casi les impedía caminar por sus propios pies.

Ya en el Cementerio Jardín Memorial, los padres dela víctima, su esposo y allegados recordaron los últimos momentos que vivieron con la arquitecta y clamaron por justicia por ella y el bebé que llevaba en su vientre.

Previo al sepelio, el presidente Abinader acudió en compañía de su esposa a la funeraria a presentar sus condolencias.

Ahí calificó el deceso de Rosado a manos de una agente policial como “salvajismo” y consideró que hechos trágicos como este evidencian la necesidad urgente de una reforma policial.

Al concluir el sepelio de Leslie, los familiares lanzaron globos al aire en señal de que descansará en paz.

Durante las honras fúnebres, la hija mayor de Leslie Rosado ofreció unas palabras a su madre y la menor recitó el último poema que le dedicó en vida.