SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Este lunes concluyó el juicio de fondo contra Arsenio Quevedo y compartes acusados de formar parte de una red de sicariato que eliminó a tres transportistas. El fallo sobre el caso será dictado el próximo 13 de marzo.

En sus manifestaciones finales, los familiares de los muertos pidieron al tribunal hacer justicia para que según ellos, los acusados no sigan matando gente.

Tres de los cinco imputados insistieron en su inocencia por lo que esperan que las juezas le devuelvan la libertad. De los otros dos, Danilo Reinoso no tomó la palabra y Amaurys Cabrera, quien confesó su culpabilidad, solo pidió perdón.

Mientras llega el día del fallo, el tribunal dispuso que los imputados vuelvan a las cárceles donde cumplen medida de coerción, exceptuando a Cabrera quien deberá permanecer en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.