Pero el presidente de Estados Unidos no es el único líder mundial que ha contraído el coronavirus. Antes que él, el presidente Luis Abinader, el primer ministro británico Boris Johnson, el presidente brasileño Jair Bolsonaro o la mandataria interina de Bolivia, Jeanine Áñez, también se han contagiado.

REDACCIÓN.- Esta noche la Primera dama y yo dimos positivo en Covid-19. Empezaremos inmediatamente nuestra proceso de cuarentena y de recuperación. ¡Superaremos esto JUNTOS!". Así comunicó Donald Trump que está contagiado, a la que durante meses restó gravedad. Trump, de 74 años, pertenece al grupo de población de mayor riesgo frente a una enfermedad que se ha cobrado más de un millón de muertos en todo el mundo.


Pero el presidente de Estados Unidos no es el único líder mundial que ha contraído el coronavirus. Antes que él, el presidente Luis Abinader, el primer ministro británico Boris Johnson, el presidente brasileño Jair Bolsonaro o la mandataria interina de Bolivia, Jeanine Áñez, también se han contagiado.


LUIS ABINADER


En plena campaña electoral para las elecciones Presidencial y Congresuales, el ahora presidente de la República, Luis Abinader y la primera dama Raquel Arbaje, dieron positivo al coronavirus el 10 de junio de este año.


En un video publicado en su cuenta de Twitter, Abinader dijo que desde el inicio de la pandemia había estado recorriendo todo el país, y como medida de prevención se realizó pruebas de COVID-19 todas las semanas, resultando positivo a la enfermedad.


Explicó que a través de “Ruta Solidaria” su equipo de trabajo político iba continuar desarrollando las políticas para ofrecer ayudas al pueblo dominicano y a las familias más necesitadas.



BORIS JOHNSON


El 'premier' británico, de 55 años, y cuya estrategia frente al Covid fue muy criticada desde los primeros días de la pandemia por no haber hecho lo suficiente para proteger a la población, fue diagnosticado con coronavirus el 27 de marzo. Si bien durante los primeros días pareció que su condición no era grave, el 5 de abril fue trasladado "por precaución" al hospital londinense de St Thomas. Sólo un día después ingresaba en la unidad de cuidados intensivos, donde necesitó tratamiento con oxígeno y en la que pasó tres noches. Abandonó definitivamente el hospital el 12 de abril.


Una vez repuesto y cuando ya había retomado sus labores como primer ministro, Johnson reveló que el Gobierno llegó a diseñar un plan por si terminaba muriendo de Covid-19. "Tenían una estrategia para lidiar con un escenario del tipo muerte de Stalin", contó el premier en una entrevista a un tabloide británico en la que confesaba que su estado de salud llegó a ser mucho más grave de lo que había admitido Downing Street. "Me pusieron una máscara y me dieron litros y litros de oxígeno por mucho tiempo hasta que mi nariz recuperó el color", contó Johnson.


https://twitter.com/BorisJohnson/status/1311938117872619520