Algunos residentes en sectores como La Yuca, Las Colinas y las Ochocientas en Los Ríos, esperan que las medidas puedan dar frutos.

Por Héctor de la Cruz 

SANTO DOMINGO.- Ciudadanos consultados entienden que el Gobierno debió ser mucho más severo con las medidas anunciadas como parte de un plan  para reducir el gasto público.

Afirman que aunque las restricciones ayudarán a controlar el manejo de los fondos públicos, no son suficientes.

Algunos residentes en sectores como La Yuca, Las Colinas y las Ochocientas en Los Ríos, esperan que las medidas puedan dar frutos.

Otros entienden que el mandatario debió reducirles el salario a los funcionarios por lo menos hasta que la pandemia del coronavirus le dé un respiro al país.

La señora Eridania Pinales  dice  esperar que lo que el Gobierno se pueda ahorrar con las disposiciones sea invertido en  los sectores populares.

Dentro de las prohibiciones están los viajes al exterior, la compra de automóviles de lujos, las  remodela­ciones de alto costo, aga­sajos, celebraciones y el uso de vehículos oficiales los fines de semana entre otras.

Las nuevas normas están contenidas en el decreto 396-21 y con ellas según el Mandatario se busca optimizar los recursos para seguir enfrentado el COVID-19.