Las autoridades anunciaron que en noviembre comenzarán la construcción de las viviendas donde serán reubicadas unas 300 familias.

Por: Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- El derrumbe en el que un hombre murió en la cañada de Guajimía debido a un deslizamiento de tierra dejó al descubierto que decenas de familias se encuentran en una zona de alto riesgo, mientras el gobierno se comprometió este lunes a reubicar a los ciudadanos en los próximos días.

Un momento aterrador vivieron varias familias que quedaron atrapadas en los escombros que cobijaban sus casas, pero lograron salir ilesas. Sin embargo, la misma suerte no la corrió un hombre de nacionalidad haitiana que se encontraba realizando trabajos de construcción en momento del deslizamiento.

Ante el peligro de nuevos deslizamientos que puedan provocar el derrumbe de viviendas, miembros la Defensa Civil permanecen apostados de la zona de la cañada de Guajimía, mientras residentes de la zona esperan que las autoridades los ubiquen en lugares seguros.

Las autoridades anunciaron que en noviembre comenzarán la construcción de las viviendas donde serán reubicadas unas 300 familias.

Los comunitarios afectados dijeron que esperan que la promesa que le realizó el funcionario no solo se quede en palabras y esperan que cumplan lo antes posible, ya que se encuentran viviendo en casas de vecinos