El coordinador del Clúster del Alcohol, licenciado Elías Tejeda dijo que se mantienen vigilantes, sobre todo, durante las festividades navideñas.

SANTO DOMINGO.-De acuerdo al reporte oficial del Ministerio de Salud Pública, al menos 18 menores de edad figuran en las estadísticas de los intoxicados por ingesta de alcohol en las festividades navideñas.

Según el análisis oficial del organismo regulador de Salud, a estos 18 menores, con edades comprendidas entre 12 y 17 años se sumaron 283 adultos, dejando un total de 301 personas afectadas por consumo de alcohol.

El coordinador del Clúster del Alcohol, licenciado Elías Tejeda dijo que se mantienen vigilantes, sobre todo, durante las festividades navideñas, ya que, a pesar de que la ley prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas para este determinado grupo, muchos ignoran los daños que pueden generar en el futuro inmediato.

"Llamamos a los padres, madres, tutores, vecinos y hasta los amigos a que evitemos que nuestros menores de edad ingieran bebidas alcohólicas. Por y para la salud de todos ellos trabajamos la prevención y la protección de ese grupo vulnerable ¨, dijo Tejeda.

Asimismo, el Clúster invitó a Ministerios y entidades público privada a realizar alianzas estratégicas que permita reducir al mínimo la ingesta de alcohol en niños, niñas y adolescentes para la celebración de fin de año, “este sería el primer paso para proteger a nuestros niños y hacer el cambio para que ellos no tomen”.

Precisó que el llamado lo hacen a propósito de las intoxicaciones producidas durante el asueto de Nochebuena y Navidad, “aspiramos a que al finalizar el año ninguno de nuestros hijos e hijas se expongan tempranamente al consumir alcohol. En este proceso la familia juega un rol clave”.

Desde el departamento de Salud Mental están vigilantes al comportamiento de uso y abuso del alcohol en la población infantil-juvenil y es compromiso de todos proteger este grupo en desarrollo, “no debemos esperar que a los 18 niños se sumen más”.

Desde el Clúster solicitan al Ministerio de Interior y Policía, a la Procuraduría General de la República, Conani y cualquier otra organización para que acompañen al Ministerio de Salud a lograr que este próximo 31 de diciembre el país pueda tener un año nuevo libre de intoxicaciones alcohólica en niños, niñas y adolescentes.