SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  El desbordamiento del río Ozama por las intensas lluvias registradas este martes ha provocado que decenas de familias en el barrio La Ciénaga abandonen sus casas.

Lo mismo ocurre en el respaldo La Esperanza de Villa Mella, a causa de la crecida de una cañada que atraviesa el sector.

Las aguas del río Ozama sorprendieron la madrugada de hoy a los residentes en la Ciénaga, que explicaron que tuvieron que salir corriendo y alertar a sus vecinos para que no ocurriera una tragedia.

Pese a estar con el agua al cuello, estas familias se niegan a abandonar sus casas por temor a perder sus pertenencias.

Ante esta situación, los miembros de la Defensa Civil solicitaron  colaboración.

Un escenario similar mantiene fuera de sus casas a más de cien familias en el respaldo La Esperanza de Villa Mella, quienes cuentan que tuvieron que salir en plena madrugada ante el desborde de una cañada que cruza el sector.

Los moradores en estos sectores indicaron que pese a la advertencia de las autoridades sobre los efectos que dejaría Matthew, apostaban a que los resultados serian menores.

Los afectados solicitan a las autoridades acudir en su auxilio con colchones y raciones alimenticias, ya que muchos desconocen donde pasarán la noche.