El coordinador del colectivo de derechos humanos aseguró, sin embargo, que el gobierno todavía debe dar respuestas a miles de personas nacidas en el territorio nacional que no se inscribieron en el registro civil y permanecen en un limbo jurídico.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El decreto 262-20 de fecha 16 de julio que devolvió la nacionalidad dominicana a 750 personas de descendencia haitianaafectadas por la controvertida sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional reavivó las diferencias entre defensores de los migrantes y grupos nacionalistas.


https://youtu.be/nqLSuWqp8_4