La misma será depositada este martes a las 9:00 de la mañana.

SANTO DOMINGO.- La defensa de Argenis Contreras, principal acusado de asesinar al catedrático y abogado Yuniol Ramírez,  depositará querella contra la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos  en la Procuraduría de la Corte de Apelación Penal de esta capital.

La misma será depositada este martes a las 9:00 de la mañana, “donde se ofrecerán importantes declaraciones sobre el ocultamiento de pruebas del caso OMSA”.

Argenis Contreras González, exencargado de compras y contrataciones de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA), se le acusa de planificar y asesinar al catedrático y abogado Yuniol Ramírez el 11 de octubre del 2017, cuyo cadáver fue encontrado en un arroyo, atado con cadenas a un bloque de construcción en Manoguayabo, en Los Alcarrizos.

Contreras González, además de ser el encargado de compras y contrataciones de la OMSA, era el asistente del director de la institución, Manuel Rivas, quien solo fue sometido por corrupción y no por la muerte del abogado.

Tras ser deportado por las autoridades estadounidense, Contreras González fue arrestado las autoridades nacionales, encabezadas por el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho.

Argenis fue apresado el 11 de abril de 2018 en Nueva Jersey, Estados Unidos y fue detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos en una redada migratoria.

Había entrado en territorio norteamericano con un visado de paseo, que al momento de su arresto, ya estaba vencido.

Luego de ser apresado, supuestamente Contreras González solicitó asilo a los Estados Unidos, alegando que “corría peligro de muerte”.

Salió de República Dominicana por el Aeropuerto Internacional de Las Américas en el vuelo 0987 con destino a Miami, el jueves 12 de octubre de 2017, el mismo día que encontraron el cadáver de Yuniol Ramírez.

En febrero del año pasado, la Procuraduría General de la República informó que la solicitud de su deportación, hecha por República Dominicana, obtuvo ganancia de causa en primer grado, pero la defensa apeló y se estaba a espera de su fallo.

Según la Procuraduría, el imputado había utilizado todas las artimañas para tratar de evadir su envío al país para responder por la acción criminal.