Dijeron estar anclados en unas peligrosas y autoritarias pulsiones del populismo penal, relativizando e incluso suprimiendo garantías procesales de los imputados en la etapa investigativa y preparatoria. 

Por Luis Báez

SANTO DOMINGO.- Los abogados de la defensa de Fernando Rosa, expresidente del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (FONPER), sometieron una alegación ante el Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señalando que al imputado se le impuso prisión preventiva por 3 meses y ya lleva 10 meses de prisión.

Explicaron que conforme lo dispone la norma, tras la petición de prórroga del plazo de investigación por parte del Ministerio Público, el investigado Fernando Rosa y demás imputados en el caso, debían ser puestos en libertad, conforme al artículo 228 del Código Procesal Penal.

Dicen que con su desacertada e injusta decisión la Jueza Suplente de la Instrucción Yanibet Rivas, le manifiesta su complacencia al Ministerio Público, quien en la actualidad fomenta y mantiene los denominados juicios paralelos o "trial by press" para forjar en la opinión pública la culpabilidad del imputado como algo cierto, previo al proceso judicial", señalan en su exposición.

Dijeron que están anclados en unas peligrosas y autoritarias pulsiones del populismo penal, relativizando e incluso suprimiendo garantías procesales de los imputados durante la etapa investigativa y preparatoria.

Por tal motivo tanto la víctima, Fernando Rosa, como sus abogados José Miguel Minier A., José Geovanny Tejada, Nelson Miguel Peralta, Pedro Domínguez Brito, Henry Cerda y Pedro Sosa han dado su consentimiento para que el Relator Especial del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU intervenga en este caso.

Los abogados expresaron, además, que esperan la intervención del Relator Especial y que ese organismo internacional se manifieste de inmediato ante las violaciones a la constitución y a los tratados internacionales en materia de derechos humanos fundamentales en el país.