El vocero de la Policía Nacional calificó el informe como un aporte al derecho democrático del país.

Por: Rosalina Lora

SANTO DOMINGO.-Al asegurar que el factor común de las últimas muertes de ciudadanos en destacamentos fue la arbitrariedad, el abuso y el exceso, el Defensor del Pueblo Pablo Ulloa, deploró en un informe el accionar de los miembros de la uniformada y exigió al Consejo Superior Policial aprobar con carácter de urgencia, un protocolo de actuación para los agentes.

Para el Defensor del Pueblo, las muertes de las últimas semanas eran perfectamente evitables, y erosionan aún más la confianza en la institución llamada a preservar la vida de las personas.

Según el informe que analiza las muertes de ciudadanos bajo custodia policial, en el caso de David de los Santos y los otros dos hombres que murieron en destacamentos, le fueron vulnerados derechos mínimos  y  perdieron la vida por cuestiones tan elementales como la falta de comunicación de los mismos con sus familiares o de una atención médica oportuna y humana.

El Defensor del Pueblo exhortó al director de la Policía a emitir instrucciones para elevar los niveles de transparencia y efectividad de las investigaciones disciplinarias para corregir y prevenir, conforme al debido proceso, las conductas desviadas de algunos miembros de la Policía Nacional.

El vocero de la Policía Nacional calificó el informe como un aporte al derecho democrático del país.

El Defensor del Pueblo hizo un llamado a la ciudadanía a denunciar las acciones que pongan en riesgo la vida de las personas detenidas en los destacamentos policiales.