El método para definir la reclasificación de las empresas será el principal obstáculo que enfrentarán los trabajadores para recibir el reajuste salarial, a juicio del economista Antonio Ciriaco.

SANTO DOMINGO.- Ante las advertencias de algunos micro-empresarios de que se verán obligados a cancelar a miembros de su personal para asumir el incremento salarial o los cuestionamientos a la reclasificación de empresas, los representantes sindicales califican como "pesimistas" esos planteamientos e insisten en que serán mayores los beneficios.

El método para definir la reclasificación de las empresas será el principal obstáculo que enfrentarán los trabajadores para recibir el reajuste salarial, a juicio del economista Antonio Ciriaco.

Señala que la reclasificación estaban en la ley 187-17 de las Mipymes, a la que siempre se oponían los sindicalistas.

Similar posición tiene el economista Henry Hebrard, quien considera que con la reclasificación, el tejido laboral, registra un cambio en su configuración.

Según el Ministerio de Trabajo, el porcentaje de empleados en las empresas grandes aumenta de 49 al 52 por ciento.

En cambio, la proporción en empresas medianas subió de 7 al 15 por ciento y el de pequeñas cae del 44 al 21 por ciento.

Las micro-empresas, que representan una nueva categoría, aportan el 13 por ciento del mercado laboral.