WASHINGTON.- Una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitará Honduras para investigar las causas de un incendio en la Granja Penal de Comayagua que puede haber causado más de 300 muertes, anunció hoy la OEA.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha solicitado a la presidenta de la CIDH, Dinah Shelton, que envíe a una delegación a Honduras para investigar "los sucesos que desembocaron en la tragedia carcelaria", indicó el organismo en un comunicado.

Esa delegación de la CIDH, entidad autónoma de la OEA que vela por el respeto a los derechos humanos, incluiría al Relator para las Personas Privadas de Libertad, Rodrigo Escobar.

Además, esa misión deberá presentar un "informe exhaustivo" al Gobierno hondureño y a la OEA sobre el incendio registrado hoy en la Granja Penal de Comayagua, en el que pueden haber muerto más de 300 reclusos.

Por ahora no hay cifras definitivas de los muertos ocasionados por el incendio, cuyas causas se desconocen.

Sin embargo, se sabe que más de 350 presos no se presentaron durante un recuento hecho en la cárcel una vez controlado el incendio. Se cree que la mayoría están muertos, pero también que algunos pueden haberse fugado aprovechando el caos, según fuentes penitenciarias.

Insulza también manifestó su "profunda consternación" ante la tragedia y expresó su solidaridad al Gobierno del presidente Porfirio Lobo.