Foto de archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros Arquitectos y Agrimensores (CODIA), José Espinosa, denunció que la mayoría de los Ayuntamientos del país no utilizan profesionales de la ingeniería en las construcciones que realizan en sus diferentes demarcaciones, razón por la cual desligó a esa institución de las malas obras que estos ejecuten en sus localidades.

Entrevistado en el programa Agenda Semanal que produce el periodista Balbueno Medina, Espinosa informó que de acuerdo a la ley, el CODIA, tiene la facultad de asesorar a las instituciones del Estado en materia de construcción y que en cumplimiento de esa disposición solicitaran a los Ayuntamientos participar en las obras que ejecutan.

El ingeniero José Espinosa se quejó porque muy pocas instituciones del Estado utilizan los servicios del CODIA en materia de asesoramiento y prometió que durante su gestión tratará de resolver ese problema para garantizar que las obras que se ejecutan en el país cuenten con las garantías y el rigor científico que requieren.

El presidente del CODIA denunció asimismo, que de acuerdo a un informe de la Cámara de Cuentas de la República, para instituciones estatales adeudan a esa institución 600 millones de pesos por violación a la ley que establece el pago del 1 por ciento por cada mil pesos invertidos en las obras construidas por el gobierno.

En ese sentido, el ingeniero José Espinosa, informó que el CODIA conformará un equipo de técnicos que gestionará el pago de los 600 millones de pesos, cuya deuda podría ser superior a ese monto, debido a que el informe proporcionado por la Cámara de Cuentas, data de 2 años de duración.

El presidente del CODIA atribuyó la mala calidad de las obras que se ejecutan en todo el país, a la falta de supervisión que debe haber por parte de todas las instituciones que tienen que velar por la seguridad de las construcciones y a las improvisaciones que se dan en el sector privado de la construcción, donde existen empresas constructoras que no son manejadas por profesionales del área.