El exprocurador forma parte de la investigación que lleva la PEPCA bajo el nombre de Operación Medusa.

SANTO DOMINGO.- El presidente del Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Mundial de Juristas, Dr. Juan Carlos Gutiérrez, denunció ante la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Excelentísima Michelle Bachelet Jeria, que el exprocurador Jean Alain Rodríguez es actualmente víctima de violación de los Derechos Humanos en la República Dominicana.

De acuerdo con la nota de prensa, Gutiérrez señaló en su misiva a la Alta Comisionada que la organización Mundial de Juristas estudió el procedimiento judicial seguido al exprocurador, observando desproporcionalidad en la medida de privación de libertad en su contra, además de ser innecesaria, considerando su arraigo familiar, personal y profesional en el país, su asistencia voluntaria ante la sede de la Procuraduría General.

En adición, destacó que se materializaron otras violaciones a su derecho de defensa durante las audiencias y se difundieron diversas informaciones públicas como retaliación en virtud de su actuación como Procurador General.

Señaló también el representante de la principal asociación de juristas del mundo que el exprocurador Jean Alain Rodríguez se encuentra en una prisión rodeado de personas que se encuentran allí apresados durante su gestión, por lo que su vida corre peligro.

Concluyó expresando la gran preocupación y solidaridad con el exprocurador, al tiempo que solicitó a la ONU el respeto de los derechos fundamentales vulnerados por actos de los actuales funcionarios de la República Dominicana.

El Consejo de Defensa del exprocurador reiteró que la PEPCA ha llevado este proceso al límite y que su cliente ha esperado pacientemente que realicen la debida investigación siendo él, el más interesado en que se realice de forma minuciosa y amplia, pero dentro del marco de la ley y del debido proceso, lo cual no ha sucedido en todo este caso.

"El Ministerio Público ha solicitado una prórroga adicional al no tener pruebas ni haber concluido la investigación luego de un año y medio de trabajo, cuyo plazo vence este próximo miércoles 8 de marzo y en su solicitud de prórroga tampoco presentó una sola evidencia que vincule al exprocurador con un hecho ilícito. De otorgar la jueza asignada dicho plazo, el artículo 228 del Código Procesal Penal establece que la jueza debe suspender la prisión preventiva y ordenar la libertad inmediata del exprocurador", explicó el jurista.