Aseguraron que debido a los aguaceros, el agua se estanca en la calle principal que lleva por nombre Rafael Pérez y alcanza hasta los “dos metros de altura”.

SANTO DOMINGO.- Los moradores del residencial Los Álamos I en el municipio de Santo Domingo Oeste denunciaron que, desde hace un tiempo y cada vez que llueve, su calle principal se inunda por una cañada que recibe las aguas de Guajimía, a pesar de su constante búsqueda de ayuda, su problema aún no es resuelto.

Aseguraron que debido a los aguaceros, el agua se estanca en la calle que lleva por nombre Rafael Pérez y alcanza hasta los “dos metros de altura”.

Esta situación ha obligado a familias a salir de sus edificios y casas porque el agua penetra a ellas.

En ese mismo orden, otra persona denunció que se le dañaron dos vehículos, uno de ellos era especial para su niña minusválida, la cual se vio en apuros para dejar a la niña en una cama, mientras ella sacaba el agua, situación que se hubiera complicado si hubiera llovido más y no tenía a alguien que le ayudara a cargarla.

Agregaron que un colegio tuvo que cerrar porque al llover, a los niños los sacaban cargados.

Representantes de la junta de vecinos del sector mostraron pruebas de las gestiones realizadas desde 2019 con la Corporación de acueductos y Alcantarillados de Santo Domingo (CAASD), Obras Públicas y los más recientes acercamientos al Alcalde por ese municipio, sin tener una solución permanente al problema que les aqueja.