Los agentes policiales realizaron 29 inspecciones en establecimientos y seis municipios de Barcelona de acuerdo a un comunicado emitido por la policía de esa localidad este miércoles

ESPAÑA.- Con el objetivo de denunciar la venta y comercialización ilegal de lotería originaria de la República Dominicana, agentes de la Policía de Barcelona, España, realizaron un operativo en establecimientos con actividades autorizadas de compra de oro y locutorios

En tanto, los agentes policiales realizaron 29 inspecciones en establecimientos y seis municipios de Barcelona de acuerdo a un comunicado emitido por la policía de esa localidad este miércoles

En las inspecciones se encontraron numerosos tickets de boletos de lotería, extractos de venta de lotería, documentación relacionada con números premiados de los diferentes sorteos dominicanos y un total de 3,095.75 euros, provenientes de la venta y comercialización ilegal de este tipo de lotería.

“Habría 12 modalidades de lotería (Anguila Mañana / Tarde / Noche, Primera, La Suerte, King Lottery Mañana, Real, Florida, New York Mañana / Noche, Loteka, Pale), en las que las personas escogen un número determinado de números y pueden formalizar apuestas desde un euro hasta cinco euros, según el establecimiento, y los premios irían según la apuesta hasta un máximo de 65 euros por euro apostado”, diceel comunicado.

En algunos de los establecimientos las autoridades comprobaron que se formalizaban apuestas de carácter deportivo, por lo que también se ha denunciado por no ser establecimientos autorizados para realizar este tipo de actividad.

Las actas administrativas que se han extendido durante el dispositivo serán entregadas a la Dirección General de Tributos y Juego del Departamento de Economía y Hacienda de la Generalidad de Cataluña, como organismo competente para la incoación de los expedientes sancionadores correspondientes por infracciones muy graves, que pueden llegar a multas de hasta los 601,000 euros.

El dispositivo se realizó conjuntamente con efectivos de las unidades regionales de policía administrativa (URPA) de las regiones policiales metropolitanas, y la Guardia Urbana en la ciudad de Barcelona, con la colaboración de efectivos de las URPA Central, Girona y Campo de Tarragona.