SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El abogado de la defensa de varios afectados por la quiebra del Banco Peravia depositó una querella formal por la fiscalía del Distrito Nacional en contra de tres registradoras de títulos que supuestamente favorecieron a uno de los ejecutivos de esa entidad financiera y a uno de sus clientes mediante el traspaso de una propiedad ubicada en el municipio de Boca Chica, cuyo valor se estima en unos siete millones de dólares.

César Amadeo Peralta, abogado de la defensa, depositó la querella en contra de las registradoras de títulos Rosabel Castillo, Yesenia Padilla y Radaisa Méndez; también en contra del ex vicepresidente del banco José Luis Santoro y del médico cirujano Héctor Cabral Guerrero.

De acuerdo a la instancia depositada por el jurista, las citadas registradoras de títulos admitieron la trasferencia de los terrenos ubicados en el municipio de Boca Chica desde la empresa Aja Beach Club, SRL hacia TLI Invesment, SRL en violación a la Ley de Antilavado de Activo y la Ley 108 de registro inmobiliario.

Asimismo, el abogado Cesar Amadeo Peralta afirmó que esos terrenos estaban en poder del Ministerio Público desde el pasado 2 de diciembre del 2014 hasta la fecha en que se hizo la transferencia, supuestamente de manera irregular.

El jurista solicitó al Ministerio Público apoderar a la jurisdicción de atención permanente para que, a la menor brevedad posible, le sea solicitada medida de coerción a los querellados.