“Eso será un fracaso más de la que el gobierno viene recibiendo en materia de cumplir con la promesa de garantizar la seguridad a la sociedad dominicana”, afirmó.

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos calificó como una medida “desesperada” enviar a cientos de policías y militares a las calles para frenar la ola de atracos y criminalidad que azota al país.

El también abogado Manuel María Mercedes, sostuvo que el patrullaje mixto contribuirá a fomentar la violación de los derechos humanos en lo concerniente a la seguridad, libre tránsito y los atropellos que dice desde ya se han comenzando a sentir con la entrada en vigencia de la disposición implementada desde este jueves.

“Eso será un fracaso más de la que el gobierno viene recibiendo en materia de cumplir con la promesa de garantizar la seguridad a la sociedad dominicana”, afirmó.

Mercedes aseguró que desde la aplicación del operativo conjunto ya tiene denuncias de ciudadanos que fueron apresados en redadas sin comer algún tipo de delito.

Dijo además que la nueva medida“es más de lo mismo y se repiten las mismas acciones que ellos mismos habían criticado y que habían planteado la solución de la problemática a la ciudadanía a la cual no han podido cumplir a casi dos años de gestión gubernamental”

Indicó que la solución a la inseguridad que vive el país no se resuelve aumentando la cantidad de policías y militares en las calles, ni violando la constitución.

“Cuando usted saca y tira a la calle la guardia en sentido general ya sean de la Armada, de la Fuerza Aérea o del Ejército Nacional, usted se está poniendo al margen de la constitución y eso es lo que Luis (presidente de la República) está haciendo en este momento con esa medida”

En ese sentido, recomendó al gobierno ir a la causa que genera la inseguridad en el país, citando como ejemplo el modelo económico que se ha instalado a novel nacional, la desigualdad social, la “mala” distribución del presupuesto y de los bienes y servicios básicos, así como la falta de educación y oportunidad sobre todo para los jóvenes.

Por ultimo, el defensor de los derechos humanos, sostuvo que no está de acuerdo con que los uniformados apliquen mano dura contra los delincuentes como sugiere una parte de la población.

“No se va a tampoco solucionar los problemas y entonces tendríamos que echar la Constitución en una zafacón o en un río y entonces aplicar la norma de sálvese quien pueda en una sociedad de derecho” criticó el presidente del CNDH.