BOCA CHICA, República Dominicana.- Ocho viviendas quedaron destruidas este miércoles por la acción de la fuerza pública que realizó un desalojo en un ensanche del municipio de Andrés.

Los tractores llegaron en la madrugada al ensanche María Estela, bajo la dirección de un alguacil, quien llevaba una orden emitida por el abogado del Estado, Casilla Minaya, según reportó el corresponsal Ramón Méndez.

Llegaron con la advertencia de que las familias debían salirse o las casas serían destruidas con ellos dentro.

En nombre de los  afectados, Fausto Reynoso calificó la acción como ilegal, porque la persona que dicen reclama los terrenos ya falleció hace 10 años y los ejecutantes no han presentado a ningún representante del propietario.