“Entonces si nos dan golpe a nosotras ya no vale la querella, está mal, ella no podía hacer eso, ella tenía que seguir con su querella con la persona esa”

SANTO DOMINGO.- La desestimación de la querella por parte de Santa Arias, la mujer que fue agredida por Alexis Villalona en Baní en plena vía pública y que fue captado en video, ha desatado polémica entre la población.

Mientras algunos consideran hay diversas razones que podrían ser válidas para que la víctima tomara la decisión, otros sostienen que la violencia contra la mujer debe ser sancionada para erradicarla de la sociedad.

Estas son las palabras con las que Yokasta Brito deploró que Santa Arias retirara la querella que interpuso contra su agresor, que la golpeó  hasta dejarla tirada en el suelo.

“Entonces si nos dan golpe a nosotras ya no vale la querella, está mal, ella no podía hacer eso, ella tenía que seguir con su querella con la persona esa”, Yokasta Brito.

Al realizar un recorrido por diversos sectores de Santo Domingo Este, como Los Minas, Katanga, Cancino y Alma Rosa, los residentes entrevistados atribuyeron la desestimación a presuntas razones económicas.

“A veces la quitan por miedo, y a veces también le ofrecen dinero y tú sabes cómo está la situación económica, tienen necesidad unos más que otros”, Susana García.

“Puede ser por temor también algún tipo de amenaza, de parte de la familia, pero más yo digo que fue por dinero”, Istel Calcaño.

En cuanto a este planteamiento que expresaron los moradores en SDE, hay una respuesta legal.

Ella pudo coger o no coger dinero porque eso es cosa de ella, eso es algo privado, si estamos en un proceso penal siempre en el fondo te condenan a los daños y perjuicios es decir podría ser a RD$ 500 mil pesos, ella en su parte civil, retiró su querella”, Wander Matos.

A pesar de la desestimación de la querella, la Oficina de Atención Permanente de la provincia Peravia, dictó contra Alexis Villalona, tres meses de prisión preventiva como medida de coerción, que deberán ser cumplidos en la cárcel de Baní.

Los ciudadanos dijeron esperar que ningún hecho de violencia contra la mujer quede impune y que en todos los casos el agresor reciba las sanciones que imponen las leyes.