La contaminación en esta zona también, aqueja a los comerciantes quienes insisten que las ventas han disminuido por el hedor que inunda sus negocios.

 Por Gabriela Andújar

SANTO DOMINGO.- El desbordamiento de aguas cloacales por el deterioro de los filtrantes en el sector Buenos Aires de Herrera, mantiene desesperados a sus residentes por el hedor que despiden las aguas negras y temen un brote de enfermedades.

Ahogados por el ambiente contaminado  provocado por la cloaca que se desborda de un filtrante tapado, se encuentran los residentes de este sector, quienes aseguran no hay forma de evitar que el mal olor penetre a sus viviendas.

Residentes de la calle Cuba, del sector Buenos Aires de Herrera, explican que los pozos residuales estaban deteriorados y tras el huracán Fiona la situación empeoró, por lo que desde hace dos semanas las aguas cloacales inundan sus calles y contenes afectando a decenas de familias.

La contaminación en esta zona también, aqueja a los comerciantes quienes insisten que las ventas han disminuido por el hedor que inunda sus negocios.

Los comunitarios señalaron que en más de una ocasión han llamado a las autoridades para que arreglen esta situación y aún se mantienen a la espera.

Mientras las autoridades competentes no acudan a resolver esta problemática, el temor entre los comunitarios aumenta, de que esta cloaca se convierta en un factor de riesgo y en un foco de contaminación para todos sus vecinos.