Según la sentencia no. 1418-2022 SSEN -00104, dispuso el descargo al ex alcalde y ratificó la condena a los demás imputados.

SANTO DOMINGO.- La Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, dispuso el descargo del exalcalde de Bayaguana Nelson Osvaldo Sosa, quien estaba condenado a 20 de prisión por el asesinato del Regidor Renato de Jesús Castillo.

Los familiares de la víctima aseguran apelaran la decisión.

A un año y un mes de que Osvaldo Sosa, alias Opi, fuera condenado a 20 años de prisión por el asesinato del regidor peledeista, este miércoles los jueces Eudelina Salvador Reyes, Karina Josefina Mejía y Danilo Amador Peguero.

Acogieron el recurso de apelación interpuesto por exedil y dispusieron su descargo.        

Los familiares de la víctima, aseguran previo al tribunal leer el fallo, ya le habían informado la decisión y aseguran que  frente a este tipo de acciones se está enviando el mensaje equivocado.

A los demás imputados Darwin de la Cruz; Yorkis Severino Alberto; José Marcial Cuello Soto; Freddy Alberto  de la Cruz y Rafael Eladio Olivo, se les ratificó la condena.

El regidor peledeísta Castillo Hernández fue acribillado a tiros la noche del miércoles 25 de junio del 2014, cuando compartía con unos amigos en un  colmado en el municipio de Monte Plata.

La sentencia de 20 años contra el ex edil fue impuesta el 8 de abril del 2021, quien desde ese momento era señalado como el autor intelectual del crimen de Castillo, ocurrido en el 2014.

Los abogados de la familia de la víctima informaron recurrirán en casación ante la SCJ a los fines de que  se revoque la decisión que descarga al exalcalde.

 

Abogado de familia de regidor cuestiona justicia dominicana

Tras corte descargar exalcalde de Bayaguana, el abogado de la familia de la víctima deploró la decisión y cuestionó que en los grandes casos de sicariato la justicia dominicana solo llega "a los obreros del crimen", pero a los patrocinadores, "criminales detrás del escritorio, los que pagan para decidir quien vive y quien muere la justicia no los ha alcanzado".

La posición de Manuel Soto Lara frente a la decisión fue de que con este tipo de acciones se está enviando el mensaje equivocado.

"Debemos revisarnos como sociedad y como sistema de justicia porque es el mensaje equivocado que se le está mandando de que a los que tienen dinero, poderosos, no llega el brazo de la justicia en los casos de sicariato”, dijo.