Con relación a los "privilegios" con los que cuentan algunos presos, como los aires acondicionados, dijo que serán retirados así como otros electrodomésticos.

SANTO DOMINGO.- Durante la requisa realizada este lunes en la Penitenciaría La Victoria, las autoridades se encontraron con una cantidad indeterminada de perros y gatos, conejos, gallos, patos, entre otros animales, los cuales, indicaron, representan un riesgo a la salubridad.

Dijeron que luego de que los privados de libertad terminen de entregar las mascotas a sus familiares y allegados, las autoridades realizarán un levantamiento para determinar la cantidad de cada especie, para proceder a un protocolo de vacunación, desinfección y atenciones médicas veterinarias, previo a su traslado y reubicación a refugios y hogares adoptivos.

El titular de la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC), Roberto Hernández Basilio, recordó que se trata de un tema bajo conocimiento del Departamento de Protección Animal del Ministerio Público. Además, que “en ningún momento” se contempló la posibilidad de que algún animal pudiera sufrir algún tipo de maltrato.

Sin embargo, insistió en que, incluso por un tema de salubridad para los privados de libertad y sus custodias, las autoridades penitenciarias aplicarán un mayor control sobre la posesión de animales, como perros y gatos.

Con relación a los "privilegios" con los que cuentan algunos presos, como los aires acondicionados, dijo que serán retirados así como otros electrodomésticos. No obstante, aseguró que en el caso de los abanicos retirados en esta requisa serán devueltos a sus dueños.

“Cuando (ustedes) ven los abanicos, es que en los abanicos nosotros hemos encontrado algunos ilícitos ahí dentro, celulares, las drogas dentro de la carcasa de los abanicos; lo que se hace es que se revisan, luego son puestos nueva vez”.

Sobre los negocios, como pequeños colmados que operan en La Victoria, dijo que se están analizando porque “hay un nuevo enfoque que estamos dándole a la gestión del centro penitenciario de La Victoria”.

En el operativo participan más de 700 miembros del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y otros organismos de seguridad del Estado.

Como parte del operativo, unidades móviles de los Comedores Económicos suplieron unas 9,500 raciones para el almuerzo de los privados de libertad, así como del personal penitenciario y militar.

El operativo inició cerca de las 4:00 de la madrugada y "la requisa se ha estado desarrollando en cada una de las áreas de manera pormenorizada", dijo Hernández Basilio.

“Esto es para nosotros poder garantizarles la seguridad a los privados de libertad”, sostuvo, al recordar que el recinto alberga a unos 7,200 internos.

Explicó que con la requisa se busca detectar diferentes tipos de ilícitos, incluyendo la posible posesión de sustancias controladas, así como armas de fuego o de fabricación carcelaria.