MONTECRISTI.- La consternación arropa una familia que a dos años de sepultar su familiar, se han dado cuenta de que su cadáver fue desenterrado y posteriormente desaparecido.

Los familiares atribuyen la desaparición al costoso ataúd en que reposaban los restos de sus allegados.