En el lugar residen unas 300 familias, muchas de las cuales se ven obligadas a comprar agua, lo que representa un golpe a su presupuesto.

Por Héctor de la Cruz

SANTO DOMINGO.- Desesperados por la falta de agua dicen sentirse los residentes de Los Farallones, en Cristo Rey, quienes protestaron este domingo para exigir a las autoridades la reparación de la bomba que, según dicen, dejó de dar servicio hace dos meses.

Vociferando consignas, los comunitarios dijeron sentir temor de que la situación pueda provocar un brote de enfermedades, ya que por la falta del líquido no pueden asearse correctamente.

Silvia Villaman, una residente de la zona de avanzada edad, vive en los niveles superiores de los apartamentos y narró que además de comprar el preciado líquido, tiene que pagar para que se lo lleven a su residencia.

En el lugar residen unas 300 familias, muchas de las cuales se ven obligadas a comprar agua, lo que representa un golpe a su presupuesto.

Algunos afectados dijeron que los camiones de CAASD van algunos días de la semana y le suplen de agua, pero otros aseguraron que ese servicio solo llega a una parte del sector.

Estas familias aseguran que si sus reclamos no son escuchados en los próximos días se verán obligados a realizar otro tipo de protesta.