SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Luego de una supuesta promesa de solución un grupo de personas, uno de ellos encadenado, desmontaron una vigilia que habían instalado frente al CEA en demanda de que cesen los desalojos de los que son objeto en Los Alcarrizos.

Los manifestantes alegan que compraron por lotes unas 40 tareas de tierra a Roberto Vizcaíno quien a su vez compro las tierras al CEA por un poco más de 500 mil pesos.

La manifestación estuvo celosamente vigilada por un grupo de policías que según los participantes de la protesta no lo va a intimidar y que si no se le cumple la supuesta promesa, volverán el lunes a instalar su vigilia con mayor intensidad.

Esto después que este lunes el Informe con Alicia Ortega presentara una investigación de 4 meses  que reveló nepotismo, botellas que se duplican, cobros que no pasan por caja, gastos cuestionables, contrataciones sin tratos de licitación y una nómina que se multiplica en los ingenios que tienen décadas sin moler. Se trata la caña amarga en el CEA.