El propietario de esta ferretería en el sector Honduras, en el Distrito Nacional, indicó que actualmente dos empleados se encuentran de licencia tras resultar positivos al covid.

SANTO DOMINGO.- El nuevo pico de la pandemia comienza a afectar a los pequeños comercios del Gran Santo Domingo, cuyos propietarios se ven obligados a aumentar las horas de trabajo a una parte de los empleados, y aplicar otras medidas,  luego de que otros asalariados resultan positivos al covid.

De acuerdo con la Federación Dominicana de Comerciantes el 25 por ciento de los empleados de su sector presentan ausentismo laboral

Al asegurar que ya sus 18 empleados están sanos, Isidro Díaz, encargado de este pequeño supermercado  del sector 30 de Mayo, en el Distrito Nacional,  contó los malabares que tuvo que hacer semanas atrás cuando casi todos se enfermaron con síntomas gripales y se les dificultaba brindar el servicio.

Aunque la situación que se vivió en ese supermercado no es la misma en la ferretería del joven Jackson Espinosa, la falta de dos de sus empleados que están de licencia médica por Covid ha incrementado las horas de trabajo de los demás asalariados y sus funciones.

Luego de que esos dos empleados dieran positivos al virus, el resto del personal de esta ferretería también se realizó el examen que resultó negativo.

En tanto que el propietario de este auto adornos contó cómo hace semanas él, un empleado y su socio dieron uno por uno positivos al Covid.

De su lado, el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical exhortó a los pequeños comerciantes aplicar con mayor cuidado las medidas sanitarias para para evitar  un cierre de la economía, que asegura no puede ocurrir en el país.

Los empleados de otros  pequeños comercios, como esta peluquería,  indicaron también que hace semanas se fueron a casa con síntomas como tos y fiebre, pero que se reintegraron a la brevedad.