El sondeo de los planteles escolares vulnerables también incluyó 50 edificaciones en el Gran Santo Domingo y la provincia Espaillat.  De las 15 ubicadas en Espaillat, “10 están encima de fallas”, señaló el ingeniero sísmico Leonardo Reyes Madera, director de la ONESVI.

SANTO DOMINGO.- La Oficina Nacional de Evaluación Sísmica y Estructural (ONESVI) ha detectado 290 escuelas viejas construidas encima de dos de las principales fallas sísmicas que afectan país, la Septentrional y la Fosa de los Muertos en el Mar Caribe.

El sondeo de los planteles escolares vulnerables también incluyó 50 edificaciones en el Gran Santo Domingo y la provincia Espaillat.  De las 15 ubicadas en Espaillat, “10 están encima de fallas”, señaló el ingeniero sísmico Leonardo Reyes Madera, director de la ONESVI.

Reyes Madera admitió que las antiguas edificaciones escolares son más difíciles de corregir y que si se produjera un terremoto de más de 7 grados en la escala de Richter, “300 escuelas definitivamente se caen”.

Durante una reunión con directores de medios en el Palacio Nacional, el presidente Abinader añadió que la ONESVI ha evaluado “escuelas, hospitales y pasos a desnivel y túneles en la 27 de febrero” todos en estado vulnerable de producirse un terremoto. Dijo que intervendrán los túneles y pasos a desnivel primero con el Ministerio de Obras Públicas, al tiempo  que iniciarán los trabajos de los hospitales más críticos, como el de las Fuerzas Armadas, y las escuelas próximamente.

Con relación a los planteles escolares, “no hay necesidad de demoler” dijo Reyes Madera, señalando que pueden ``reforzar para garantizar la vida”. Tomando cálculos hechos por el Banco Mundial, estima que los costos rondan de entre los 3 y 4 millones de pesos por plantel.

En tanto, el presidente Abinader agregó que se le suman 16 escuelas construidas sobre terrenos vulnerables, aclarando que estos trabajos no intervendrán con el inicio del nuevo año escolar.