Desde motores, carros y camiones  transitan por la calle siete de este sector, donde los moradores afirman que sufren un estado de zozobra e intranquilidad.

SANTO DOMINGO.- La impotencia y desesperación se apodera de los residentes del sector Arroyo Hondo segundo, en Santo Domingo, que aseguran vivir una pesadilla, debido a que los vehículos utilizan sus calles como desahogo, para no transitar por la avenida y evadir un semáforo, lo que les dificulta para entrar y salir de sus viviendas ante el temor de que puedan ser atropellados.

El señor Basa Matías, quien reside desde hace 16 años en Arroyo Hondo Segundo, narró desesperado una situación de emergencia que vivió con su esposa y las dificultades para ser trasladada a un hospital, por el gran taponamiento en el residencial.

Desde motores, carros y camiones  transitan por la calle siete de este sector, donde los moradores afirman que sufren un estado de zozobra e intranquilidad.

Los comunitarios aseguran que pese a que han agotado todos los procedimientos ante las autoridades, hasta el momento no se les ha dado respuesta.

En el sector donde residen al menos 50 familias, se quejan de que la calle es de trazado original cerrada y que fue abierta de manera arbitraria.

Los miembros de la Junta de Vecinos reiteran que necesitan una solución inmediata, ya que de no ser así, tendrán que protestar y actuar de formas no comunes.