SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional dictó 20 años de prisión en contra de Rafael Hipólito Medina Michel, culpable de cometer incesto en perjuicio de una adolescente.

De conformidad con la instancia, el agresor cometía los hechos en horas de la madrugada, cuando todos en la casa se encontraban dormidos. Aprovechándose de la vulnerabilidad de la víctima.

Del mismo modo, el expediente detalla que la madre al percatarse de que su hija estaba presentando un comportamiento distinto procedió a interrogarla en varias ocasiones, la cual al ser cuestionada contestaba que no pasaba nada.

Sin embargo, en fecha 13 de octubre del 2015, la víctima decidió narrar a su madre que su pariente la agredía sexualmente, y que no le había contado porque tenía mucho miedo a que le pasara algo, producto de las amenazas recibidas por parte del condenado.

Como consecuencia de los daños perpetrados por el acusado, la víctima se encuentra afectada en las aéreas académicas y sociales, se mantiene distraída, solitaria y desanimada, por lo que tuvo que ser referida al Centro de Atención de NNA y Familia donde ha recibido terapias psicológicas.

El tribunal, conformado por los jueces Wendy A. Valdez, Felipe Molina y Gisselle Soto, acogió como buenos y válidos los elementos probatorios presentados por el Ministerio Público, el cual estuvo debidamente representado en audiencia por los procuradores fiscales Johnny Núñez Arroyo y Julio Saba Encarnación.

La conducta del condenado Medina Michel constituyó una violación a los artículos 332-1 y 332-2 del Código Penal Dominicano, así como el artículo 396 literales B y C de la Ley 136-03 para la Protección de los Derechos Fundamentales de los NNA. Deberá cumplir la pena impuesta en el Centro de Corrección y de Rehabilitación San Pedro de Macorís