El Ministerio Público evidenció en el juicio de fondo que el agresor actuó en represalia y en actitud posesiva luego de que la mujer decidiera separarse de él.

Puerto Plata.-Una condena de 30 años de prisión fue dictada en contra de un hombre que en 2017 mató a su expareja de 12 puñaladas en el municipio de Sosúa.

El tribunal colegiado de la jurisdicción condenó a la pena máxima a Mario Vásquez, por haberle quitado la vida a Iris Altagracia Balbuena, el 27 de mayo de 2017.

Los jueces Benecia Rojas, José Juan Jiménez y Julio César Araujo acogieron las pruebas materiales, documentales, testimoniales y periciales presentadas por los fiscales Ana Mariela Hernández y Jesús Ernesto Valenzuela, quienes demostraron que el procesado violentó las disposiciones establecidas en los artículos 295, 296, 297 y 298 del Código Penal.

Mario Vásquez cumplirá la pena en el Centro de Corrección y Rehabilitación San Felipe.

El Ministerio Público evidenció en el juicio de fondo que el agresor actuó en represalia y en actitud posesiva luego de que la mujer decidiera separarse de él.

Las investigaciones realizadas por la fiscal Inocencia Familia permitieron determinar que Vásquez continuaba obsesionado con la víctima, la perseguía, la hostigaba y pretendía obligarla a sostener relaciones con él.