SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Oficina de Atención Permanente del Distrito impuso este miércoles tres meses como medida de coerción a una mujer acusada de vender baterías falsificadas y recicladas como si fueran nuevas.

Marta Pérez fue acusada como supuesta propietaria de La Casa de las Baterías de la Padre Castellanos.

La medida fue impuesta por la jueza Arlin Ventura tras la denuncia de 16 personas supuestamente engañadas por la imputada