En los últimos días, más de 11 mil soldados dominicanos han sido desplazados a la frontera y mantienen un patrullaje constante en toda la zona.

Por Héctor de la Cruz

SANTO DOMINGO.- Continúan las reacciones de diferentes sectores de la sociedad dominicana ante la crisis que viene afectando a Haití durante los últimos meses. Tanto políticos como militares Constitucionalistas y religiosos respaldan las medidas que ha tomado el Gobierno, aunque muchos piden ser más enérgicos antes las amenazas por parte de pandillas que siguen ganando terreno en el vecino país.

Varios legisladores aprovecharon el Día de la Constitución Dominicana tanto para apoyar las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo como también para exigir poner más atención en la zona fronteriza.

En tanto, el obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de La Altagracia en Higüey manifestó este domingo que ante la situación que vive el vecino país de Haití hay una gran población que apoya al presidente Luis Abinader en su visión de defender la soberanía nacional.

Por su parte, los Militares Combatientes Civiles hicieron un llamado a todos los dominicanos a apoyar las medidas tomadas por  la presidencia para prevenir cualquier situación que amenace la paz de este lado de la frontera.

Como parte de las medidas preventivas adoptadas por el Gobierno dominicano para contener tanto el trasiego de mercancías por la frontera así como el paso de cualquier amenaza, se dispuso la reactivación el pasado viernes de la “Operación Gavión”, medida que había puesta en marcha luego del asesinato del presidente Jovenel Mois.

En esta etapa del plan, solo se permitirá acceder al territorio nacional a los ciudadanos dominicanos, personal diplomático dominicano o extranjero de servicio en Haití y lo estarán haciendo por el Aeropuerto Joaquín Balaguer ubicado en El Higüero.

El operativo también contempla garantizar la seguridad en la frontera a nivel terrestre, aéreo y marítimo, ante la crisis que se vive en la vecina Nación por lo que se dispuso la suspensión de todos los viajes desde aeropuertos Nacionales  hacia Haití, el cierre para el paso de vehículos  y personas.

En los últimos días, más de 11 mil soldados dominicanos han sido desplazados a la frontera y mantienen un patrullaje constante en toda la zona.