Francisco Ulises Espaillat es considerado como uno de los políticos más honestos y cándidos, esto tomando en cuenta que en el contexto en el cual gobernó existía una menor vigilancia de la utilización de los recursos públicos.

Santo Domingo.- La Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (DIGEIG), y la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, depositaron una ofrenda floral en el Panteón Nacional en honor al presidente Francisco Ulises Espaillat.

En el acto, el director de Ética de la DIGEIG, Yovanny Díaz Mendoza, destacó que, en las memorias de Francisco Ulises Espaillat, está la mejor enseñanza de un ente que luchó para concretar un sistema de integridad, valores de transparencia, de honestidad, de lealtad a lo público, al Estado y a los cumplimientos normativos.

“Estamos hablando de ejemplos que hoy nos convocan a ser mejores, porque hoy más que nunca Ulises Espaillat, que se entregó con el temple y con valor a firmar decretos que predistituian bienes de lo público para que retornaran al erario, porque lo público es del pueblo”, Expresó.

Yovanny Días destacó la proeza que tuvo el expresidente Francisco Ulises Espaillat, de salir a estudiar fuera del país y retornar, para ser la pluma insigne de la revolución de la restauración.

“Por estos motivos, los dominicanos hoy estamos convocados a vivir en sus ejemplos, en sus valores. Porque eso es la ética, los valores prácticos y la relación interpersonal que tenemos todos y que expresamos por el bien común, por el bien general”, concluyó.

De su lado, Juan Pablo Uribe, presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, dijo que para la Comisión Permanente de Efemérides Patrias es sinónimo de compromiso dominicanista rendir tributo con una ofrenda floral en el templo de la Patria, a un grande dominicano junto con la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental.

Destacó que: “Su ejemplo como patriota, político, maestro, ciudadano honesto y democrático, nos llena de orgullo como dominicanos. Resaltando que lo valioso de esta conmemoración es que cada ciudadano lo pueda asumir con plenitud, que cada servidor público, por más sencillo o encumbrado que sea tengan en la conciencia el papel que deben desempeñar y hacerlo con responsabilidad, dignidad, pulcritud, transparencia y eficiencia”.

Finalmente, el incumbente aseguró que ese ha sido el emblema del presidente Luis Abinader, en todo el recorrido de su ejercicio gubernamental, quien ha estado ejecutando, desarrollando y cumpliendo sin pausa ni descanso un gobierno eficiente, transparente, ético y honesto.

Francisco Ulises Espaillat es considerado como uno de los políticos más honestos y cándidos, esto tomando en cuenta que en el contexto en el cual gobernó existía una menor vigilancia de la utilización de los recursos públicos.

Se opuso a la anexión a España decretada por Pedro Santana, y luchó junto a José Cabral y Gregorio Luperón en la Guerra de Restauración. En 1876 fue elegido presidente de la República, pero las pugnas entre “los azules” de Cabral y “los rojos” de Báez, junto con la bancarrota del país, hicieron imposible su gobierno; tuvo que abandonar el poder el mismo año.