El monto acumulado de salario de los incumbentes de INDOTEL, INDRHI y la Superintencia de Seguros alcanza el millón 500 mil pesos, según figura en las nóminas.

SANTO DOMINGO.-Mientras el PRM aún no decide quienes ocuparán los curules de tres de sus diputados que renunciarán para asumir cargos en el gobierno, y también el de la diputadas electa que falleció por el COVID-19, los renunciantes ponen a un lado meses de proselitismo a fin de ganar escaños en el Congreso, y en cambio encabezarán instituciones gubernamentales que no son de elección popular y tiene nóminas y presupuestos millonarios.


El monto acumulado de salario de los incumbentes de INDOTEL, INDRHI y la

Superintencia de Seguros alcanza el millón 500 mil pesos, según figura en las

nóminas.


En el caso del ex representante legislativo de San Pedro de Macorís, Nelson

Arroyo, designado director de Indotel, cobraría 515 mil pesos mensuales y a la

fecha la institución cuenta con más de 800 empleados.


Castillo es la nueva Superintendente de Seguros.


Figuran unos 600 empleados en nómina y el sueldo del incumbente es de 800

mil pesos.


Por su lado, el ex congresista Olmedo Caba, nuevo director del Instituto

Nacional de Recursos Hidráulicos devengaría un pago mensual de 250 mil pesos.


En esa institución la mayoría de salarios es de 10 mil pesos y corresponde

a choferes, inspectores de riego, conserjes y auxiliares de ingeniería.


El PRM también deberá elegir a quien sustituirá  a la diputada electa Zaida Polanco quien murió

por COVID-19 a finales del pasado mes.