En ese sentido, dijo que producto de la reconstrucción se mantiene un hacinamiento en el personal y los pacientes que hay en el centro.

SANTIAGO.- El vocero del hospital Cabral y Báez, Johnny Lama, negó que exista algún brote de tuberculosis, el cual ha sido denunciado por el personal de enfermería.

En ese sentido, dijo que producto de la reconstrucción se mantiene un hacinamiento en el personal y los pacientes que hay en el centro.

Por otro lado, médicos internistas se paralizaron por varias horas para llamar la atención de las autoridades de Salud Pública.

Se recuerda que el viernes tanto la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), así como las autoridades sanitarias están elaborando un plan para empezar a mudar algunas áreas a las que ya fueron acondicionadas del Cabral y Báez.