MONSEÑOR NOUEL, República Dominicana.- Dos presuntos delincuentes resultaron muertos en Bonao, el primero identificado como Andrés Infante, cuando alegadamente fue sorprendido robando combustible por el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) de esta provincia, Luciano Cuevas, quien le asestó un balazo en el tórax.

El segundo, aún no identificado,  resultó muerto de varios disparos, supuestamente luego de haber intentado asaltar un colmado en el sector Santa Rosa junto a otros dos que escaparon.