Austria de la Rosa dijo que es totalmente democrática y que solo quiere motivar a que los empleados le den la importancia que merece cada fecha patria.

SANTIAGO.- La directora regional II del Servicio Nacional de Salud desmintió este jueves que obligara a los empleados a acudir a los actos por la batalla del 30 de marzo. Dijo que todos los años se manda una comunicación invitando a los empleados a participar de los actos de las efemérides patrias, pero que en ningún momento su intención era de que fuera de manera obligatoria.

Austria de la Rosa dijo que es totalmente democrática y que solo quiere motivar a que los empleados le den la importancia que merece cada fecha patria.

La comunicación circula en las redes sociales desde el lunes el documento señala: “Todo el personal de la institución debe asistir a esa actividad de carácter obligatorio”, haciendo referencia a la batalla del 30 de marzo.