En tanto que pese a la nueva disposición y aunque las autoridades confirmaron la circulación de la variante Ómicron en el país, pocas personas se observaron en los centros de inoculación.

SANTO DOMINGO.- Opiniones divididas ha desatado la medida anunciada por las autoridades del Comité de Salud, que establece la presentación obligatoria de una tercera dosis de la vacuna anti-covid para poder acceder a los espacios públicos y privados de uso público a partir del 31 de enero del 2022.

En tanto que pese a la nueva disposición y aunque las autoridades confirmaron la circulación de la variante Ómicron en el país, pocas personas se observaron en los centros de inoculación.

“A una persona que tenga dos vacunas no se le debe poner una camisa de fuerza, obligatoriedad de que se ponga otra, una tercera dosis, obligados, en ningún lado dice eso, entonces ese trujillismo tiene que dejarse en el país”, expresó Mario Requeña, quien acudió por la tercera dosis.

Por su parte Nelsón Ortiz, consideró “eso es algo que yo lo veo muy negativo, yo no estoy de acuerdo con eso”, señaló.

Mientrás que José Abel Vázquez , entiende que  en realidad no quería ponérsela “pero si es obligatorio y hay que ponérsela, hay que ponérsela”, afirmó.