Tanto Juristas como ciudadanos dijeron esperar que el Ministerio Público instrumente expedientes sólidos para que en otros casos se puedan lograr las sentencias esperadas.

SANTO DOMINGO.- Con impotencia y con cuestionamientos sobre el destino de los sobornos millonarios de Odebrecht y el accionar del Ministerio Público, diversos ciudadanos y miembros de la comunidad jurídica lamentan el resultado del juicio en el que sólo dos de los seis acusados por la coimas fueron condenados.

Tanto abogados de diferentes bufetes, como estudiantes universitarios de diversas carreras lamentan que tras varios años de proceso judicial, sólo el empresario Ángel Rondón y el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, hayan sido condenados.

La ciudadanía muestra insatisfacción porque, según el fallo del primer tribunal colegiado, el Ministerio Público no logró demostrar a dónde fueron a parar los sobornos millonarios.

Abogados reconocieron que las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional tomaron la decisión con base en las pruebas aportadas por el Ministerio Público.

Rondón fue condenado a ocho años de prisión y Díaz Rúa, a cinco años de prisión. Ambos deberán pagar multas de 200 salarios mínimos cada uno. El tribunal ordenó el decomiso de dos empresas de Rondón y tres de Díaz Rúa, a quien también le decomisarán dos inmuebles de lujo, un yate y cinco cuentas bancarias.

Los otros cuatro acusados fueron absueltos por falta de pruebas.

Tanto Juristas como ciudadanos dijeron esperar que el Ministerio Público instrumente expedientes sólidos para que en otros casos se puedan lograr las sentencias esperadas.