José Rosado, padre de la víctima, considera que la muerte de su hija se trató de un asesinato, alegando que el miembro de la uniformada la persiguió hasta matarla.

SANTO DOMINGO.- Con el clamor de justicia por parte de diferentes sectores son velados esta noche los restos de la arquitecta Leslie Rosado, quien murió baleada en un confuso incidente a manos de un agente policial y cuyo deceso además de generar consternación nacional reabrió el debate sobre la necesidad de reformar a la institución del orden.

Mientras el cabo policial Janli Disla Batista será presentado este martes ante un tribunal para el conocimiento de medidas de coerción en su contra, sus familiares aseguran que el agente nunca tuvo una intención homicida.

 

Un ambiente de dolor y consternación era lo que persistía esta noche en la funeraria Blandino donde era velado el cuerpo de la ingeniera Leslie Rosado, quien fue impactada en la cabeza por un disparo de manos del cabo Janil Disla Batista.

José Rosado, padre de la víctima, considera que la muerte de su hija se trató de un asesinato, alegando que el miembro de la uniformada la persiguió hasta matarla.

Ante el horrendo crimen, la solidaridad se volcó hacia la familia Rosado, que todavía se muestra sorprendida por las circunstancias en que se produjeron los hechos.

Hace aproximadamente un mes la arquitecta Rosado fue bautizada, luego haber aceptado al señor.

La joven, de 36 años, recibió en el interior de su vehículo donde se desplazaba con su hija, una menor de 15 años.

Al momento de su muerte, la ingeniera estaba embarazada y era madre de tres hijos.

 "Está previsto que este martes a las nueve de la mañana, el presidente Abinader asista a la funeraria a dar el pésame a la familia Leslie Rosado, cuyos restos serán sepultados a partir de las once en el cementerio Jardín Memorial".