SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) conjuntamente con inspectores del Instituto Postal Dominicano (INPOSDOM) decomisó ocho paquetes de cocaína que serían enviados a España, descubiertos por separado en el interior de un portarretrato y en un doble fondo que iba cubierto por una Biblia dentro de un pequeño bulto, informó este jueves la agencia antidrogas.

El portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, mediante una nota informativa dijo a este portal que la droga fue detectada por agentes destacados en el INPOSDOM, específicamente en el Departamento de Express Mail Service (EMS), desde donde narcotraficantes intentaron enviar dicho narcótico a distintos destinatarios en Madrid, España a través del correo internacional.

Lebrón dijo que eran siete paquetes de cocaína que estaban envueltos en papel carbón, descubiertos en el interior de un portarretrato, que a su vez iba dentro de un sobre amarillo.

 

Señaló que otro paquete fue hallado en un doble fondo que estaba cubierto por una Biblia de Jerusalén, en el interior de un pequeño bulto de color marrón oscuro. Los ocho paquetes tienen un peso aproximado de 482 gramos, no determinado aun por el instituto forense, a donde fue enviada la droga a los fines de ser analizada.

Los siete paquetes encontrados dentro del portarretrato estaban siendo enviados por un señor supuestamente domiciliado en Cotuí, con el certificado aéreo número EE000295486DO, y remitido a una señora que presuntamente reside en el barrio Alcobenda, en Madrid, España.

En tanto que el otro paquete de la citada sustancia, hallado en el doble fondo tapado por una Biblia, tenía el certificado aéreo No. EE000288074, y estaba siendo remitido por un individuo que presuntamente reside en el sector de Herrera, en la capital, quien enviaba el paquete a otro hombre residente alegadamente en Fuenlabrada, en la misma ciudad europea.

Miembros de la DNCD destacados en el INPOSDOM junto a personal de ese organismo detectaron el narcótico durante la inspección rigurosa a la que con frecuencia se somete el correo internacional. Con este decomiso la DNCD frustra otro intento del narcotráfico internacional de enviar drogas al exterior.

“El caso esta bajo investigación y oficiales del organismo antidrogas están tras las pistas de las personas que supuestamente enviaban y recibirían el mencionado narcótico”, dijo Lebrón