SANTO DOMINGO.- Concepción Bona era hija de Vicente Ignacio Bona Pérez, uno de los firmantes del Manifiesto del 16 de enero de 1844, y Juana de Dios Hernández, quien era prima hermana de Josefa Brea Hernández, la esposa del patricio Ramón Mella.

Cuando Jean Pierre Boyer toma posesión del territorio dominicano en 1822, se produjo un choque político y cultural entre los dos países, ya que los haitianos tenían una base cultural franco-africana y el pueblo dominicano había sido educado de otra manera, con una base cultural hispánica, por esta razón se les impuso una represión militarizada, a cargo de Gerónimo de Borgellá, el cual se encargó de reclutar jóvenes para el servicio militar de República Dominicana.

Concepción Bona creció en el seno de una familia totalmente adscrita a la causa que seguía las ideas patrióticas de Juan Pablo Duarte. Joven valiente, se integró incondicionalmente con su familia a las ideas Trinitarias, por lo que junto a su prima María de Jesús Pina, Isabel Sosa y María Trinidad Sánchez,​ confeccionó con telas finas la bandera tricolor, que fue enarbolada en la Puerta del Conde el 27 de febrero de 1844, por los independentistas.​ Concepción Bona contaba con 19 años de edad y su prima contaba con 16.