La Embajada de República Dominicana en Bélgica condenó la agresión verbal y física de que fue objeto un adolescente de origen dominicano de parte de ciudadanos belgas

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-La Embajada de República Dominicana en Bélgica condenó la agresión verbal y física de que fue objeto un adolescente de origen dominicano de parte de ciudadanos belgas.

El hecho ocurrió el pasado domingo 26 de agosto, cuando tres ciudadanos de esa nación agredieron de manera verbal y física por sus rasgos físicos, a Leroy Erwin Encarnación, hijo de una dominicana, en una estación de tren, mientras esperaba junto a varios familiares.