Foto externa

SAN CRISTÓBAL, República Dominicana.-Los alambres viejos que integraban “telarañas” son desmontados en la zona de Cambita, San Cristóbal, en el inicio de un programa de rehabilitación de redes que facilitará la integración de alrededor de 5 mil usuarios que en lo adelante pagarán el consumo de electricidad.

La iniciativa forma parte de un conjunto de acciones que desde hace varias semanas se ejecutan en varias comunidades de esa zona, las cuales incluyen la instalación de una subestación móvil para mejorar el suministro y aumentar las horas del servicio de electricidad, declaró Rubén Montás, administrador gerente general de Edesur.

De acuerdo con una nota de la dirección de Comunicación, las brigadas de técnicos de la empresa estatal trabajan “como las hormigas” en el kilómetro cuatro de la carretera San Cristóbal-Cambita, donde fueron aplaudidos por dirigentes comunitarios y residentes de la zona.

“Comenzamos en el kilómetro cuatro, pero no nos detendremos hasta dejar normalizados a por lo menos 5,000 clientes desde aquí hasta la zona de Los Cacaos, que es la última comunidad a la que llega este circuito”, dijo Montás.

Coordinados por el gerente sectorial  de Edesur, José Sánchez, los trabajos de normalización son ejecutados por los departamentos de redes, las subgerencias Técnica, Comercial y Gestión Social.

Edesur informó que las acciones iniciaron hace varias semanas en varias comunidades de la zona de Cambita, las cuales incluyen la instalación de una subestación móvil para mejorar el suministro eléctrico, así como el aumento de horas de servicio de electricidad.

También, las acciones comprenden la ampliación y remodelación de la oficina comercial y la creación de un punto expreso.

Asimismo, resultaron de los acuerdos firmados por Edesur con las iglesias y dirigentes comunitarios, profesionales y comerciales, cuya cristalización inició con el aumento de la cantidad de horas del servicio de electricidad