El gobierno anunció la creación de una oficina que se encargará de quitarle la ciudadanía (desnaturalización) a inmigrantes que han cometido delitos, anunció este martes el Departamento de Justicia.

ESTADOS UNIDOS.- El gobierno anunció la creación de una oficina que se encargará de quitarle la ciudadanía (desnaturalización) a inmigrantes que han cometido delitos, anunció este martes el Departamento de Justicia.

“La Sección de Desnaturalización de la División Civil investigará y litigará la desnaturalización de terroristas, criminales de guerra, delincuentes sexuales y otros estafadores”, dijo la dependencia federal en un comunicado.

Agregó que la nueva unidad estará dedicada “a investigar y litigar la revocación de la naturalización” de extranjeros que hayan cometido faltas graves.

Señaló que la nueva unidad, que forma parte de la política de tolerancia cero, “se unirá a las secciones existentes dentro de la Oficina de Litigios de Inmigración de la División Civil”, entre ellas la Sección del Tribunal de Distrito y la Sección de Apelaciones.

“Esta medida subraya el compromiso del Departamento de llevar a la justicia a terroristas, criminales de guerra, delincuentes sexuales y otros estafadores que obtuvieron ilegalmente la naturalización”, se lee en el comunicado.

Mano dura

"Cuando un terrorista o delincuente sexual se convierte en ciudadano estadounidense bajo falsas pretensiones, es una afrenta a nuestro sistema, y es especialmente ofensivo para quienes son víctimas de estos delincuentes", dijo Jody Hunt, fiscal general adjunto. "La Sección de Desnaturalización promoverá los esfuerzos del Departamento para perseguir a aquellos que obtuvieron ilegalmente el estatus de ciudadanía y garantizará que sean responsables de su conducta fraudulenta", agregó.

Los casos de desnaturalización requieren que el gobierno demuestre que la naturalización de un acusado fue "obtenida ilegalmente" u "obtenida por ocultación de un hecho material o por tergiversación intencional", señala el Código de estados Unidos (US CODE) sobre el tema.

El Departamento de Justicia dijo que los casos de desnaturalización civil “no tienen estatuto de limitaciones”, y que “ha desnaturalizado con éxito numerosas categorías de personas que obtuvieron la ciudadanía ilegalmente, incluidos terroristas y otras amenazas de seguridad nacional, criminales de guerra, violadores de derechos humanos, delincuentes sexuales y otros estafadores”.

Fuente: Univisión